sábado, 5 de mayo de 2012

DESNUDOS AL AMANECER

Una segunda piel, el aroma a ti dentro, el dibujo poliédrico que acabo siendo.

Relámpagos en los ojos ofreciendo vida como depósito, laberintos de caracol en ti, contigo, anunciando donde la luz del faro que esta vez será diferente. Segundos que van tras cada latido, instantes heterogéneos varados en la dulce memoria.

Una segunda persona, la nostalgia en 60 segundos, la forma de entender el desorden.

Ya ves, ahora huelo las salinas en mitad del prado, la hierba mojada a la vera del mar. Ahora vuelve a ser noche, noche de luna llena en distintos cielos, negros o grises, noche de distancia y confesiones. Ya ves, ahora no espero, contigo voy mientras aguardo en silencio.


Una segunda respuesta que no existe, solo una me abraza, tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada